Saltar al contenido

Algunas verdades sobre el eCommerce que nadie te ha contado

Parece que montar una tienda online está a la orden del día e incluso podríamos decir que está de moda. Todo el mundo se lanza como loco a vender productos por internet ya que parece que es una forma fácil y rápida de conseguir dinero.

Para algunos se trata de abrir una nueva fuente de ingresos recurrentes que les ayude a diversificar sus líneas de negocio, para otros es una forma de entrar en nuevos sectores y mercados experimentando con nuevos productos y para algunos es una alternativa de auto-empleo dado lo complicado que es encontrar trabajo en nuestro país.

Sea cual sea el caso, la realidad es que cada día hay personas que se lanzan a la aventura de montar un eCommerce por primera vez y entrar en un universo que a primera vista parece muy fácil pero que no lo es.

Por eso hoy quiero hablar de algunas verdades sobre el eCommerce que nadie te ha contado

Muchas personas piensan que montar una tienda online es mucho más fácil que montar cualquier otro tipo de negocio, pero la realidad no es así.

Si piensas que tener un eCommerce es poner un catálogo de productos a la venta en una web y cruzarte de brazos esperando que empiecen a llegar los pedidos, siento decirte que te estás equivocando, ¡y mucho!

Montar un eCommerce consiste en crear, en primer lugar, un negocio; me sorprende que haya quién piensa que como es un negocio online es un negocio de “poca categoría” o “de poca complicación” porque solo es una web con un botón de compra y poco más.

Nada de eso, un eCommerce es un negocio como otro cualquiera y eso implica llevar a cabo una serie de procesos y tareas que también llevarías a cabo si en lugar de tener una tienda online tuvieras un restaurante, una agencia de marketing, una fábrica de quesos o una empresa de limpieza por citar algunos ejemplos.

Como cualquier negocio exige compromiso y dedicación.

Muchas veces me encuentro con personas que me dicen “esto del eCommerce es un bluf, no vendo nada, no entiendo porqué nadie me compra”. Y si a esta persona le preguntas qué cuanto tiempo dedica a su negocio online te responde que “cuando llega un pedido, enseguida hago el paquete y lo envío, pero ya está, ¿qué más quieres que haga?”.

Aquí está el gran error de muchas personas que emprenden un negocio online: pensar que todo acaba cuando han lanzado la web. Y es todo lo contrario.

Todo empieza cuando lanzas tu eCommerce

En el momento en que tu tienda online ya está lanzada y se puede acceder a ella es cuando empieza el trabajo duro.

Tienes que conseguir visitas recurrentes y de la mejor calidad.

Tienes que hacer promociones periódicas.

Tienes que actualizar tu catálogo de productos.

Tienes que hacer destacados y banners para llamar la atención.

Tienes que fidelizar a tus clientes con promociones y descuentos.

Tienes que darles la mejor experiencia cuando reciban tu paquete.

Tienes que tener un excelente servicio post-venta.

Tienes que trabajar con proveedores y partners profesionales que te ayuden a satisfacer las expectativas de tu cliente.

Tienes que ser dinámico y ágil en tus perfiles sociales.

Tienes que relacionarte con los prescriptores claves en tu sector.

Tienes que participar en eventos (online y offline) para dar a conocer tu marca.

Tienes que conseguir un buen posicionamiento en buscadores.

Tienes que invertir en campañas de notoriedad para atraer tráfico.

Tienes que ser ingenioso para conseguir que otros hablen de ti.

Tienes que construir una relación basada en la confianza y el respeto con tus clientes.

Tienes que crear una comunidad de personas interesadas en tu marca y tus productos.

Y tienes que darte tiempo para conseguir tus metas. Es prácticamente imposible montar una tienda online y estar ganando dinero al cabo de 3 meses. En el mundo online es necesaria una maduración y un recorrido, así que date tiempo.

 Es decir, tienes que dedicar cada día tiempo, recursos e ideas a tu eCommerce para poder crecer en un mercado cada vez más competitivo y con más actores intentando conseguir la atención de tu cliente potencial.

Si estás dispuesto a hacer todo esto, ¡bienvenido al mundo del eCommerce! Tienes por delante una etapa llena de oportunidades y de nuevas experiencias.

Pero si lo que quieres es sentarte en el sofá de tu casa mirando el móvil esperando que llegue un email con el asunto “Un nuevo pedido en tu tienda online”, siento decirte que vas a estar muuuuucho tiempo esperando. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *